jueves, noviembre 03, 2016

   Al último suspiro del final cansada de sostener miradas y alientos.
   Condenada a vivir con pantalones rotos y letras desfiguradas amadas por el odio de su pluma deprimente.
   Donde se contempla la belleza en un mundo sin terminar, con miedo a estallar.
   Porque la verdad es que nada es real.
   Y que todo se vaya la final, porque realmente las emociones las medimos en tinta, decoradas con acuarelas sin sentido en dieciséis infinitos.
   Morir en los rincones de cada edificio y sufrir con cada ladrillo.
   Contemplar las carreras de lágrimas del cielo.
   Sin sentido da la vida.
   La razón siempre se equivoca y la igualdad es tan falsa como el dinero.
   Cada cursiva llena de ira en curvas descontroladas.
   A morir ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada