lunes, abril 18, 2016

   No te mueras porque aún no te has graduado.
   Ya te has drogado más veces de las que desearías, pero quiero que tengas fiestas que puedas recordar.
   Que opines en voz alta o tengas que escribirme a las cuatro de la mañana con tus sábanas llenas de lágrimas.
   Que escojas el sitio que quieres ocupar y te equivoques cinco mil veces para acertar.
   No creerte las mentiras y conocer más socialistas, moralistas, marxistas o anarquistas, y luego estar toda la noche pensando en qué es lo que merece la pena para perseguirlo.
   Que pruebes un montón de faldas y quedarte con la mujer de tu vida entre salidas, músicas y poesías.
   Conseguir veranos o inviernos y coleccionar las gotas de lluvia con el brillo del cielo.
   Que el meridiano que nadie sabe te acaricie la ropa y cree páginas en tu cerebro.
   Ganarte el maldito pan que no comes porque eres libre y un artista en todo lo que sepas.
   Dejar heridos cerebros y corazones y un recuerdo una vez por mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada